La amanecida de este domingo fuimos testigos de un plan cuadrante de los choferes de una conocida central telefónica de taxis “techos amarillos” quienes actuaron al estilo rápido y furioso yendo tras la pista de un joven que osó asaltar a uno de ellos.
Clave Roja, resultó ser un operativo que logra detener, contener y dar una lección que al menos este joven jamás olvidará.

El despliegue preciso de más de 25 móviles a las 4 de la mañana con choferes cansados de los asaltos a su central y a sus móviles, terminó con un estilo de hacerse justicia que sólo vemos en las peliculas de acción : Coyhaique; ya tiene sus vengadores anónimos.


No creemos que estas prácticas sean bien vistas pero a veces los trabajadores tienen el derecho a defender su fuente laboral y su integridad física.


Para los que les preocupe la “zapatería” que recibió el asaltante, observamos que los choferes dieron por terminada la lección en calle Simpsom, a la altura de COVEPA y tras unos minutos, el joven que vestía con parka, pantalón de buzo y zapatillas blancas, se paró trastabillando y subió calle Simpson hacia arriba, acusando en su andar, que los golpes hicieron su efecto. Quizá la golpiza colectiva no sea lo ideal pero la ausencia de Carabineros a esa hora fue notoria.

Comparte usando redes sociales...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook