Según su propia definición: El Consejo Superior de la Universidad de Aysén, es el órgano colegiado superior de dicha institución, cuyo mandato está establecido en la ley Nº 21.094 y en sus Estatutos, donde se explicita que el Consejo Superior “Es la máxima autoridad colegiada resolutiva y cuya función principal es velar por los intereses y por el cumplimiento de los fines de la Universidad, preservar su patrimonio y vincular su quehacer con las políticas nacionales y regionales, así como promover que la Universidad contribuya al desarrollo del país.”

De acuerdo a esta definición vamos a transcribir el punto 2° del Acta del Primer Encuentro del Consejo Superior del 4 de diciembre 2017, de ésta máxima autoridad colegiada y resolutiva de nuestra Universidad de Aysén

ACTA PRIMER ENCUENTRO CONSEJO SUPERIOR
UNIVERSIDAD DE AYSÉN

2.- Anteproyecto Futuro Campus Universidad de Aysén.
“La Rectora Marshall explica la relación con la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile (FAU), con la cual se ha concretado un convenio que permita acortar los tiempos del anteproyecto y diseño de esta infraestructura definitiva, valorando la experiencia en edificación pública de esa facultad.

Expone el arquitecto de la FAU, sr. Andrés Weil. Cada Consejera y Consejero tienen copia de la presentación señalada.
El señor Weil destaca la identidad cultural de la arquitectura en los edificios. Cita como ejemplo que la Alameda de Santiago es reflejo de la identidad mapuche de nuestro país; la Casa Central de la Universidad de Chile se ubica en el Camino del Inca y del valle Sagrado del Mapocho.
Lo anterior apunta a que hay que diseñar y construir edificios que la gente sienta como propios. Ese es el gran desafío de la Arquitectura, y de la Universidad de Aysén.

Se trabajó con estudiantes de la FAU el escrito de la participación ciudadana que efectuó la Universidad de Aysén para construir la visión del Campus a instalar.

Se concluye, luego del estudio de las reuniones de participación, que el futuro edificio debe ser ecológico, acogedor y expresivo del territorio.
El señor Weil cuenta con los planos y con una presentación proyectada en pantalla para que el Consejo pueda apreciar en extenso las propuestas de diseño del Anteproyecto.

Muestra una vista aérea de los terrenos a ocupar por la Universidad, con sus deslindes. Muestra imágenes con el Plan Maestro del futuro Campus de la Universidad de Aysén.
Muestra imágenes del proyecto referencial del edificio institucional de la Universidad.

Universidad de Aysén
Los Consejeros Díaz y Hervé hacen presente que quizás sea riesgoso que los alumnos, de acuerdo al diseño referencial, estén en un piso superior a aquél en que se encuentra la oficina de la Rectora y de los funcionarios de la Universidad.
Se inicia un debate al respecto, con los pro y los contra de la situación descrita, pero queda claramente establecido que eventualmente eso se puede revertir.

El señor Weil muestra evocaciones regionales, como fogatas patagonas, cerros, paredón de las manos, barcos, etc, las que se verían reflejadas en el diseño del edificio del Campus, integrando la identidad geográfica y cultural de esta parte de la Patagonia.
El tema de la energía del edificio es prioritario para el Consejo, y así lo hacen ver unánimemente.

El señor Weil comparte esta preocupación prioritaria y sugiere hacer una proyección de costos de diversos tipos de energía y calefacción.
Se desarrolla una fluida conversación respecto a la presentación, la que concluye para los efectos de concurrir a una visita de conocimiento a los terrenos del futuro Campus, ubicado en el sector Camino Coyhaique Alto.
Los miembros del Consejo expresan su conformidad con el anteproyecto referencial, señalando la calidad del trabajo realizado.

A las 18:30 horas termina el encuentro del Consejo Superior del día lunes 04 de diciembre de 2017”
Al parecer y después de un tiempo a la señora Rectora María Marshall, única rectora mujer de universidades estatales, así como también es la única que no ostenta el grado académico de doctora y que no ha sido elegida sino designada y bien poco le importó la opinión de éste ”Consejo Superior importante organismo colegiado y resolutivo” ya que dejó de lado el gran trabajo realizado por el profesor Weil y su equipo, que tiempo antes había sido aprobado por ellos, trabajo que tuvo un costo de $ 45.000.000 millones de pesos y que se perdieron, o más bien se suman a la larga lista de la farra institucional, para luego decidir realizar una nueva licitación para el mismo objetivo, pero con un presupuesto 5 veces mayor por $ 260.000.000 millones de pesos, sin siquiera utilizar el detalle del productos anterior, es decir, 45 millones a la basura. Está demás decir que son platas públicas, no de la señora Marshall y que el Consejo Superior tiene la obligación de resguardar el uso de recursos, pero no lo hizo y al parecer no lo hará. El Consejo Superior no es un organismo fiscalizador ni protector de los recursos públicos y solo da “consejos”.

Por eso decimos que alguien no está haciendo su pega y si el Consejo Superior le preocupa los dichos del Diputado Alinco, debiera tener igual o mayor preocupación por cómo se están usando las platas en la Universidad de Aysén, al fin al cabo ellos son responsables solidarios y cada una de las farras.
Aquí le dejamos imágenes de la propuesta que la señora Maria Marshall desechó sin explicación.

Comparte usando redes sociales...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook