Al parecer la Democracia Cristiana no está en la parada de mantener municipios con las actuales administraciones comunales de la ex Nueva Mayoría. No son escasas las conversaciones de pasillo, por no decir recurrentes, entre históricos camaradas y militantes socialistas donde se han mostrado los dientes en función de las futuras contiendas.

Si bien es cierto, la votación de Pablo Lorenzini en Reforma Tributaria podría generar una especie de distancia en la oposición, a nivel regional el asunto es distinto y responde particularmente a los acuerdos tomados y los ajustes propios del zigzag compuesto entre los qiue respetan acuerdos y el interés de quienes corren por derecho propio, por dentro o por fuera de su partido.


Bien podríamos asegurar que los cargos de confianza política que ha instalado Alejandro Huala para el Partido Socialista y Partido Radical en la municipalidad son infinitamente mayor a los que ha entregado a la Democracia Cristiana. Es una falta de compromiso que podría facilitar la instalación de un candidato DC que permita sostener también al diputado Miguel Ángel Calisto, quién está absolutamente invisible en la DC regional y lejos de la posibilidad de instalar candidato con las condiciones actuales, por su parte Georgina Calisto no ha alcanzado las expectativas. Por lo pronto, Alejandro Huala mantiene con cargo a Paz Foitzich, líder con más respaldo y votos que Calisto en la Democracia Cristiana, quién además frente a una competición municipal podría correr por fuera. Como bien lo interpreta la tesis de grado del diputado Calisto, quitando los votos de Iván Gutierrez y abriendo paso al UDI Omar Muñoz. Es decir, la segmentación de la oposición es mucho más intensa que la cohesión.

A su vez, la posición de la consejera socialista Andrea Macias, hoy en el ojo de huracán, de no respetar acuerdo para que el consejero Sergio Gonzales asuma la presidencia del CORE. Lo anterior es relevante, pues si Andrea Macias logra conseguir el cargo de presidenta regional del Core, lo haría con el apoyo de Renovación Nacional. Lo que también es estratégico para Vamos Chile, porque les permite quebrar el acuerdo PS-DC y proyectar la enemistad hasta posterior de la municipal.

También aparece Julio Uribe anunciando la entrega de la presidencia del Consejo Regional para competir en Puerto Aysén contra UDI Felisa Ojeda. Competición difícil, considerando que la mayoría de radicales que operan en campaña están en el interior del municipio con Alejandro Huala y muy ajenos a la apuesta de Julio Uribe por alcanzar el sillón municipal. Y como bien ha manifestado, traerá figuras nacionales del partido radical a su inicio de campaña.

Comparte usando redes sociales...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook