Crédito: SANTIAGO MORALES/AGENCIAUNO
Crédito: SANTIAGO MORALES/AGENCIAUNO

 

DECLARACIÓN PÚBLICA DE LOS INVESTIGADORES E INVESTIGADORAS DEL TRABAJO RESPECTO AL PARO PORTUARIO

Sobre el actual paro de obreros portuarios eventuales del terminal TPS de Valparaíso, las y los investigadores del movimiento obrero, del trabajo y de las relaciones laborales que abajo suscribimos, manifestamos:

1 – Que el estallido del conflicto está basado en una condición de eventualidad particularmente precaria, instaurada en 1981 como parte de las políticas laborales organizadas por la dictadura militar, destinadas a abaratar el costo de la fuerza de trabajo y a debilitar la calidad y el estatuto del empleo en la sociedad chilena. Esta política fue profundizada en 1997 con la ley de modernización del sector portuario estatal, que inició un proceso de concesiones que terminó de reducir el rol del Estado en los frentes de atraque. Las consecuencias de ambas reformas neoliberales se hacen evidentes en las condiciones de las y los trabajadores portuarios movilizados: se trata de obreros sin remuneración ni cantidad de turnos estables, sin indemnización por años de servicio, sin vacaciones, sin pago por capacitaciones ni pre ni post natal, cuyos turnos e ingresos sufren severos descensos como consecuencia de las fluctuaciones estacionales de las exportaciones y la falta de regulación en la contratación y repartición del trabajo.

2 – Que la extraordinaria prolongación del conflicto radica primordialmente en una cuestión de poder, cuyo propósito último es desligarse de las y los trabajadores movilizados. Así lo evidencian las pérdidas asumidas por Ultraport e igualmente los elevados valores por turno que han ofrecido a quienes ofician de rompehuelgas. Esta empresa acudió al mismo repertorio en Arica durante el 2008 y en Mejillones cinco años más tarde, donde los sindicatos resultaron diezmados y los trabajadores confinados a listas negras.

3 – Que el desentendimiento del gobierno –argumentando que se trataría de un conflicto entre privados- resulta insostenible e irresponsable. No sólo por tratarse de un terminal estatal concesionado a una empresa con un historial de prácticas antisindicales que sigue engrosando, sino por el salvajismo policial y el ejercicio de organismos militarizados que han desatado y desplegado su violencia sobre las y los trabajadores en las últimas semanas.

4 – Que en contraste, escasos días antes del estallido del conflicto y en advertencia que el mismo podría detonarse en cualquier puerto si no se discutían y ejecutaban políticas de modernización serias, la Unión Portuaria de Chile propuso en el Congreso un documento de acuerdo para la modernización del sector, centrado en el respeto irrestricto por los derechos laborales, incluida la cuestión previsional. Esta iniciativa, que viene a coronar una serie de intentos por conseguir la legislación de mejores condiciones laborales, revela la desatendida insistencia de los trabajadores y trabajadoras de la Unión Portuaria por evitar el conflicto; cuyo fracaso los ha empujado permanentemente a las paralizaciones que luego son lamentadas e incluso criminalizadas.

Finalmente, hacemos un llamado a nuestras colegas investigadoras e investigadores a tomar posición en este campo de confrontación permanente que es el mundo del trabajo. No podemos mantenernos ajenos ni imparciales frente a la profunda injusticia y desigualdad que son el origen de la conflictividad laboral y social en el Chile actual, y tampoco frente a la nueva ofensiva de políticas neoliberales en materia de empleo.

20 de diciembre de 2018

1. Camilo Santibáñez Rebolledo, Universidad de Santiago de Chile

2. Camila Álvarez Torres, Instituto de Estudios Internacionales, Universidad Arturo Prat.

3. Diego Velásquez Orellana, Pontificia Universidad Católica de Chile

4. Sebastián Osorio Lavín, Universidad de Santiago de Chile

5. Franck Gaudichaud, Universidad Grenoble Alpes, Francia

6. Jorge Ayala Córdova, Universidad de Santiago de Chile.

7. Christian Matamoros Fernández, Universidad de Santiago de Chile

8. René Cerda Inostroza, Grupo de Estudios Germinal

9. Hugo Sir Retamales, Investigador doctoral LaPSoS, Universidad de Chile, Colectivo Vitrina Dystópica.

10. Cristian Alister Sanhueza, Grupo de estudios del Trabajo desde el Sur, Universidad Católica de Temuco.

11. Alejandro Castillo Larraín, Universidad de Chile.

12. José Ignacio Ponce, Universidad de Valparaíso.

13. Dasten Julián Vejar, Grupo de Estudios del Trabajo desde el Sur, Carrera de Sociología de la Universidad Católica de Temuco, Wallmapu.

14. Felipe Marchant Fuentes, Grupo de Estudios del Trabajo desde el Sur, Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa.

15. Luis Thielemann H., Investigador postdoctoral IISH, Ámsterdam.

16. Pablo Pérez Ahumada, Universidad Alberto Hurtado.

17. Rodrigo Araya Gómez, Universidad Academia de Humanismo Cristiano

18. Nicolás Ratto Ribó, Universidad de Chile.

19. Álvaro Galliorio Jorquera, Grupo de Estudios del Trabajo desde el Sur, Universidad Católica de Temuco

20. Vicente Sisto, Grupo de Estudios TRASAS, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

21. Valentina Andrade, Universidad de Chile.

22. Angel Martin Caballero, Universidad de Chile.

23. Sandra Leiva, Instituto de Estudios Internacionales, Universidad Arturo Prat.

24. Lincoyan Painecura, Universidad de La Frontera

25. Katia Molina, Sociedad y Trabajo

26. Marcelo Astorga Veloso, Universidad de Chile.

27. Antonia Morales Vera, Universidad de Chile.

28. María Fernanda Hughes. Universidad de Buenos Aires.

29. Ana Cárdenas Tomažič, Institut für sozialwissenschaftliche Forschung (ISF München).

30. Miguel Urrutia F. Núcleo de Investigación en Trabajo, Clases Sociales y Acción Colectiva, Universidad de Chile.

31. Gabriel Astudillo, Universidad de Santiago de Chile.

32. Luz Bravo Armazabal, Grupo de estudios del Trabajo desde el Sur, Universidad Católica de Temuco.

33. Osvaldo Blanco, Grupo de Estudios del Trabajo desde el Sur (GETSUR), Universidad Andrés Bello.

34. Claudio Llanos Reyes, Historiador. Instituto de Historia, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

35. Ignacio Becker, Pontificia Universidad Católica de Chile.

36. Ximena Díaz Berr, Centro de Estudios de la Mujer.

37. Rosario Undurraga, Universidad Finis Terrae.

38. Domingo Pérez Valenzuela, investigador Sindicalismo y Territorio.

39. Nelson Lay Raby, Universidad Andrés Bello

40. Lorena Armijo, Investigadora posdoctoral.

41. Cristián Aránguiz S. Centro de Ingeniería Organizacional, Universidad de Chile; Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Playa Ancha.

42. Ximena Valdés Subercaseaux, Centro de Estudios para el Desarrollo de la Mujer –

CEDEM.

43. Sebastián Ramírez Pascal, Trabajador Social y dirigente sindical, Instituto profesional AIEP.

44. Helia Henríquez Riquelme.

45. Xaviera Salgado, Grupo de Estudios Germinal.

46. Francisca Gutiérrez, Universidad Alberto Hurtado.

47. Paula Vidal Molina, Núcleo Relaciones socioeconómicas y luchas sociales, Facultad Ciencias Sociales, Universidad de Chile.

48. Marcela Mandiola, Universidad Alberto Hurtado.

49. Felipe Valenzuela Silva, Sociedad y Trabajo

Comparte usando redes sociales...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook