Nicolás Massai D.26/04/2019 – 04:55 – INTERFERENCIA.CL


Un mes antes del viaje actual, los hijos del Presidente Piñera se integraron a una compañía dedicada a la robótica que busca estrechar lazos con Asia.

En el mundo político ha causado ruido que Sebastián y Cristóbal Piñera Morel, hijos del Presidente de República, sean parte de la delegación oficial chilena que llegó a China hace dos días y que también visitará Corea del Sur.

La presencia de ambos no se debe, ciertamente, a motivos de turismo. Y es que desde fines de marzo Sebastián y Cristóbal figuran como miembros del directorio de Kauai Labs SpA, una empresa dedicada a la robótica y que fue constituida hace cuatro semanas, el 25 de marzo de este año.

Según la escritura pública de la constitución de la sociedad, a la que tuvo acceso INTERFERENCIA, Kauai Labs pertenece en un 100% a Juan Tomás Turner Fabres, abogado titulado de la Universidad Católica y que tiene un magíster en leyes de la Universidad de Chicago. Turner ya habría tenido una sociedad conjunta con Cristóbal Piñera Morel en 2017, llamada SMS SpA.

El directorio de esta empresa, que tiene el mismo nombre de una firma estadounidense que también se dedica a la robótica (de los papeles notariales no queda claro si la empresa chilena es una sucursal o no), está integrado por tres personas: Turner y los dos hermanos Piñera Morel. Cristóbal, además, figura como gerente de Kauai Labs.

A la luz de estos antecedentes, el viaje de los hermanos a China adquiere potencialmente una dimensión muy distinta. Es decir, al igual que el empresario Andrónico Luksic, que también forma parte de la delegación chilena en esta gira asiática pagada principalmente por los impuestos de todos los chilenos, los Piñera Morel están en busca de oportunidades de negocios, al amparo de su padre el Presidente.

Las reuniones del mandatario y de parte de la delegación se han centrado precisamente en rubros como el de la tecnología. De hecho, este miércoles sostuvieron un encuentro con empresas relacionadas a la electromovilidad en China.

Innovadores

Juan Turner Fabres figura como socio del estudio de abogados Grasty, Quintana, Majlis & Cía, donde también aparece el ex ministro del Interior, Jorge Burgos como consejero senior.

Tanto Cristóbal como Sebastián Piñera Morel guardan un interés particular por la innovación, específicamente la robótica. Cristóbal realizó estudios de magíster en el MIT. Según consta en la escritura pública, la actividad de Kauai (nombre de una de las islas del archipiélago de Hawái) consiste en la “comercialización de todo tipo de soluciones tecnológicas, con sus componentes de software y/o hardware, y todos sus elementos y/o productos complementarios o auxiliares y la prestación de toda clase de servicios, asesorías y asistencia técnica relacionadas”.

Sin embargo, Turner Fabres no parece tener vínculos con el mundo tecnológico, y menos con el de la robótica. Según la descripción laboral que aparece en el sitio Web del bufete de abogados Grasty, Quintana, Majlis & Cía, “sus áreas de práctica se concentran en el derecho corporativo, fusiones y adquisiciones, financiamiento y mercado de capitales”.

INTERFERENCIA ingresó un mensaje en el sitio web de Kauai Labs, con el objetivo de consultarle a la empresa si es que el viaje de dos de sus directores a China tenía algún objetivo relacionado a la actividad de esta empresa. Hasta el cierre de esta edición, no fue posible obtener una respuesta.

Pagamos la cuenta

Ante el revuelo causado por la incorporación de los hijos de Piñera a la gira oficial a China, personeros de la derecha salieron a defenderlos. La diputada de Renovación Nacional Paulina Núñez, aseguró que los hermanos Piñera Morel -que según una investigación de Ciper cuentan con un patrimonio multimillonario resguardado en paraísos fiscales del Caribe- pagarían los costos de su viaje.

“Los distintos presidentes han llevado a sus hijos a las distintas giras que han encabezado”, aseguró la parlamentaria a la prensa. “La diferencia ahora es que en este caso ellos ya declararon que van a costear sus viajes”.

Más allá de estas declaraciones, lo cierto es que no está claro ni la manera ni el precio que podrían haber pagado los hermanos por subirse al avión presidencial que opera la Fuerza Aérea de Chile (FACH). Por ello, los diputados Jorge Brito (RD) y Leonardo Soto (PS) enviarán un oficio de fiscalización a la Presidencia de la República para saber cuánto costó y quién se hará cargo de los gastos de los hijos del Presidente Sebastián Piñera en esta gira por Asia.

Comparte usando redes sociales...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook