Reivindicación o no, pero al parecer, el radical Gustavo Villarroel ya no quiere hacer guiñoz a la derecha como de costumbre. Según nos comentan, en radio interpeló al ultraderechista José Antonio Kast, tratando a Jaime Guzmán de psicópata, si, leyó bien, psicópata. Además de tocar la oreja al candidato Kast mezclando algunas cosas, por ejemplo, la inscripción de su partido en calle Ejercito con Baquedano, lugar emblemático de al ciudad asociado al ejercito

Según el audio, Kast, el amigo de Aracely Leuquén, se enojó y le devolvió de de inmediato la interpelación, poniendo énfasis en el termino “psicópata” y la condición de consejero regional de Villarroel.

Pobre de la memoria de don Anselmo Sule, pero Gustavo Villarroel, experto en vueltas de carnero, se desinfló trastabillando, sin defender su posición. Dicho de otro modo, le salió el tiro por la culata y si de algo hay que tener certeza, después de la acusación de José Antonio Kast, el radical Villarroel no podrá dormir. Hay que recordar que por frases menos ofensivas el Diputado Boric y la Diputada santibañez la pasaron bastante mal…


Comparte usando redes sociales...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook