Huala y Gobierno, de lo ambiental a lo popular.

huala

Por Redacción.

Recientemente, el alcalde Alejandro Huala manifestó que la situación de la contaminación de Coyhaique la abordaría personalmente él y Andrés Chadwick Piñera, Ministro del Interior y Seguridad Pública. Lo anterior se da en un escenario de bypass al ministerio de salud y ministerio de medio ambiente. Y con los parlamentarios y parlamentarias apoyando cada medida para descontaminar Coyhaique. Antes de lo informado por el propio alcalde Huala, este había visitado la comisión zonas extremas. Algo pasó en el camino entre Valparaíso y la Moneda.

Es inevitable desconocer la profunda crisis por la que atraviesa el gobierno de Sebastián Piñera en materia ambiental. Gobierno que a 100 días es incapaz de estabilizar la situación política-ambiental en la Región y un alcalde que desconoce roles y realiza bypass a los ministerios encargados de abordar la contaminación atmosférica más crítica de Latinoamérica.

El papel actual de Huala resulta insólito, pues su rol como alcalde no ha sido tan riguroso en lo ambiental y ecológico como se esfuerza en aparentar. Por ejemplo, no ha abordado en profundidad la contaminación atmosférica en el Plan de Desarrollo Comunal 2014-2018. En la misma línea, no definió recursos y solo tuvo como objetivo “Participar activamente en el programa de mejoramiento de la calidad del aire impulsado por la SEREMI de medio ambiente”. Es decir, casi la totalidad de su interés ambiental descansó en el gobierno de turno y no superó la difusión de medidas y aplicar una u otra ordenanza municipal. Lo anterior en términos ambientales también es impopular.

A nivel de gobierno, la instalación y despliegue de la institucionalidad ambiental de la Región de Aysén ha sido un desastre de renombre nacional. Primero con Eduardo Mauret Galilea de Evopoli, quién fue presentado con bombos y platillos por la intendenta Evopoli Geoconda Navarrete el 19 de marzo y abandona irresponsablemente el cargo 21 días después. Irresponsable, porque la crisis ambiental es prioritaria, por lo tanto se debe asumir con seriedad y perspectiva. La segunda seremi también de Evopoli, Vera Rebeco, denunciada en la fiscalía por hurto de especies avaluadas en $ 41.140, fue imputada, el senador Chaguan le trató de “mechera de supermercado”, fue noticia nacional y debió abandonar el cargo.

A todo el escenario de improvisaciones y falta de rigurosidad, el hurto en la ex seremi Vera Rebeco sin lugar a dudas hasta hoy provoca efectos negativos que impactan en la ciudadanía, pues la discontinuidad de la cartera ambiental, para el caso de Coyhaique con prioridad nacional, a la institución le ha impedido contar con un liderazgo estable, por lo tanto no hay despliegue, continuidad y articulación con todos los actores. Cabe señalar que la ex seremi conocía con anticipación todo el proceso judicial que traería el hurto, pero aceptó el cargo irresponsablemente. Por cierto, el gobierno tiene la resposabilidad de revisar los antecedentes penales de funcionarios públicos, sobre todo para los de confianza política y alta dirección pública, pues esta desprolijidad la paga la ciudadanía.

A lo anterior, se suma la renuncia indeclinable del UDI Rodrigo Benítez como subsecretario de Medio Ambiente, según se afirma, la renuncia se generó por la forma en que la ministra UDI Marcela Cubillo lideraba la redacción de la reforma al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), particularmente por su interés en centralizar a través de macrozonas y no en direcciones regionales la evaluación ambiental de proyectos.

Lo anterior no es ninguna señal, sino una muestra concreta y contundente de que el gobierno no ha tenido la capacidad de manejar la crisis ambiental con eficiencia, al contrario, la empeora y politiza a través de voceros y subrogantes sin experiencia, en un pinponeo ambiental infinito, donde la incapacidad se puede justificar con argumentos ramplones, por ejemplo, la Srta. Tatiana Fontecha Bórquez Seremi de Gobierno UDI refiriéndose a la crisis ambiental: “El problema de la Contaminación en Coyhaique no comenzó el 11 de marzo de este año”, pésimo.

Coyhaique lidera el ranking de contaminación atmosférica en Latinoamérica y el manejo del gobierno en Aysén en los primeros 100 días es un desastre en lo ambiental y sin altura de miras en lo comunicacional en periodos críticos. La vocería debe evitar la fricción política e informar con el nivel que requiere la comunidad.

Pero el tema de fondo, el puente institucional sigue cortado, sin subsecretario, con gallitos internos, con un nivel central ciego y parece que hasta hoy no hay curriculum ni para la banca, o bien elevaron el estándar o nadie tiene interés de participar de los tiempos mejores, sin embargo, Aysén sigue sin Seremi de Medio Ambiente y sin soluciones en tiempos de crisis ambiental.

[Nota: Sería de mucha utilidad que la autoridad de gobierno informe a la comunidad si el sistema de monitoreo del Sistema de Información Nacional de Calidad, Estación Coyhaique I y Estación Coyhaique II funcionan con el estándar y continuidad que se requiere en Coyhaique. A propósito de popularidad, el alcalde Huala también podría realizar la misma averiguación, haciendo click en Coyhaique.cl].

Comparte usando redes sociales...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

About the author /


[AUDIO] ROUND DIPUTADA LEUQUEN