godines

Hoy escuchaba en una radio al panelista Rodrigo Saldivia, ex candidato concejal MAS y hoy Presidente Comunal Aysén del PS, quién expone demandando falta de rigurosidad a René Alinco como si el Partido Socialista no tuviera parlamentarios para realizar gestiones contra la corrupción, gastos irregulares y viáticos.

Para el caso de Aysén, el despliegue legislativo para beneficiar a la Región de Aysén a través del Partido Socialista y la Nueva Izquierda no ha superado la vieja escuela del turismo parlamentario e intentar arrebatar un escaño por secretaria. Por lo tanto, cuestionar abiertamente la legitimidad democrática de 14 votos sobre candidata Marisol Martínez responde a una tradición post-mortem después de una derrota con una diferencia titánica en recursos, despliegue y soporte incondicional del gobierno. René Alinco corrió solo y sorteando los obstáculos de todas las tendencias del Partido Socialista.

La Región de Aysén posee temas que son muy difíciles de abstraer, pues revisten importancia desde distintas perspectivas y juegan un papel determinante en la clase política regional. Uno de estos temas es la pesca artesanal y todo su contexto político, que de un modo u otro ha fortalecido la sobreexplotación de recursos naturales marinos.

EL Acuerdo de las Zonas Contiguas fue corrió de la mano del Partido Socialista a través de Viviana Betancourt quién se encargó de repartir los $ 101.500.000 millones que son el resultado de la sobrexplotación de flotas vecinas a la Región de Aysén. En aquel entonces Camilo Escalona era senador de la Circunscripción 17, Los Lagos Sur. El subsecretario era Carlos Hernández, también militante socialista.

Para el caso, contextualizar incapacidad legislativa de René Alinco en materia pesquera y no reconocer que Raúl Súnico, corrupto de la elite política, exSubsecretario de Pesca y dirigente Nueva Izquierda del Partido Socialista fue quién recibía el maletín de la Asociación de Industriales Pesqueros ASIPEC. Por cierto, cercano a Escalona desde la clandestinidad. En paralelo René Alinco presentaba primer proyecto de Ley para terminar con la pesca de arrastre en Chile, la protección de los bancos naturales y definición de caladero y se apuso tenazmente a las salmoneras, visión que no ha cambiado. Basta recordar que fue también el Partido Socialista quién apoyó la privatización del mar mientras Michelle Bachellet abandonaba su primer periodo. Al iniciar el periodo legislativo 2018, el ejecutivo ingresó la iniciativa para favorecer a la industria del salmón con la ampliación no supervisada de concesiones marítimas colapsadas medioambientalmente. El Partido Socialista votó nuevamente a favor de la iniciativa, que afecta duplicando las áreas acuáticas contaminadas con carga industrial. Reciéntemele el Servicio Nacional de Pesca alertó que la región de Aysén posee la mayor cantidad de centro salmoneros anaeróbicos, es decir, espacios estériles sin posibilidad de albergar vida marina.

Lo anterior deja de manifiesto una profunda ignorancia e inconsecuencia del joven Saldivia a la hora de sacar cuentas políticas en favor propio y su actual sector. Así como a la mayoría de militantes olvidadizos, también se le olvida el 2015 la lista de su sector “Por la Recuperación de la Dignidad Socialista” tuvo en Aysén al símbolo de la corrupción pesquera Fulvio Rossi, otro que también daño a la pesquería de la Región de Aysén.

Comparte usando redes sociales...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook