La Universidad de Aysén merece más

parvezmarshall
Hace unas semanas en la lejana localidad de Villa O’Higgins se produjo unos de los hechos más vergonzosos de la política regional y porque no decirlo de la nacional. En sesión del Concejo Regional de Aysén y a solicitud del Alcalde de O’Higgins expuso por 20 minutos la Rectora designada de la Universidad de Aysén María Marshall Infante, su vergonzosa exposición tuvo dos aristas, una peor que la otra veamos:
La política: con absoluta desfachatez y frisando la traición habló de una muy mala política dijo: “La ley 20.842 que crea la universidad de Aysén y O’Higgins se generó con una tremenda irresponsabilidad respecto al financiamiento….Había un Ministro, que había sido Ministro de Hacienda, el Ministro Eyzaguirre, presenta informes financieros para aprobar la ley, lo presenta con un financiamiento ridículo”.

Llama la atención su comentario primero en que condición se encontraba la señora Marshall cuando se creó la Universidad, parece que era Honorario en el CRUCH (Consejo de Rectores Universidades Chilenas), recién llego a la Universidad en diciembre 2015 cuando la Doctora Pey la nombró Directora Académica. Fue nombrada por su cercanía con la Ministra de Educación del momento, por lo tanto conocía la realidad económica y financiera de la Universidad, fue también actor principal en la determinación de las 10 carreras iniciales y participó de los arriendos, sin embargo, nunca tiene la responsabilidad, por lo tanto es inaceptable políticamente su opinión, es una traición desde su origen. Cuando propone como solución llegar al 80% y más de financiamiento estatal, está diciendo lo que la Doctora Pey propuso desde un principio y que le significo que la Ministra diga “Con la continuidad de la Dra. Pey se ponía en peligro la viabilidad del proyecto”. Lo que a la rectora Marshall le cayó muy bien, ya que por esa definición ella usurpó el poder.

Lo peor estaba por venir fue cuando en forma ignorante y propio de quien no tiene la condición de académica ni ha sido formada en la academia, burlándose de investigaciones de Doctores dijo: “A nivel de copucha en una universidad del norte estaba viendo si las momias que se habían encontrado en el norte de Chile tenían piojos, el piojo de la momia. ¿Qué importancia tiene en la calidad de vida el piojo de la momia? (risas de los consejeros en general y un burdo comentario del Presidente del Consejo “es que tenían peluca jajajaj”).

Lejos de la charlatanería y el cantinfleo, sabrán los demás rectores de Universidades Estatales – todos doctores- y con una vasta carrera académica, de la pobreza de su colega designada de Aysén. ¿Nos merecemos que nuestro proyecto regional más importante en nuestra joven historia esté en manos de una persona con tantas carencias intelectuales y morales?.

A su ya conocida forma de despilfarrar nuestros recursos en arriendos y compras ostentosas, ahora agrega su pobreza moral coronándose esta semana con la abortada presentación de un libro escrito por un ex “Sapo” de la CNI en las aulas de nuestra universidad. Como es de esperar, lo obvio, la rectora no tiene idea, nunca supo, nadie entiende nada. Para la rectora otro detalle salvable con humor, para nosotros, un castigo como región, Aysén indudablemente merece más.

Y como esta nota tiene altura de miras, dejaremos un abstract, donde se explica la importancia del estudio de los piojos y otros parásitos en momias. Estos han acompañado de desde sus inicios al hombre y sus estudio entrega información valiosísima entre otros para saber el origen del hombre en América por ejemplo. Definitivamente un tema que no es para la risa ni burla de nadie.

“ David Reed, conservador de mamíferos en el Museo de Historia Natural de la Florida, ubicado en el campus de la Universidad de Florida, y uno de los autores del estudio.

Fue una sorpresa para Reed y su equipo de investigación el hecho de que los piojos de las momias fueran del mismo tipo genético que aquellos encontrados en lugares tan alejados como las regiones montañosas de Papua, Nueva Guinea, en lugar de la clase de piojos de la cabeza que está ampliamente difundida en el hemisferio Occidental.

Estudiar los patrones humanos de migración investigando sus parásitos puede ser muy útil, debido a que las personas a menudo han tenido que llevar estos parásitos con ellas a medida que se movían por el globo terráqueo. Los científicos podrían ser capaces de hallar un vínculo entre los piojos de mil años de antigüedad encontrados en el hemisferio occidental, y aquellos de Siberia o Mongolia, confirmando así las teorías existentes de que los primeros residentes de América se originaron allí.

Reed espera que esta línea de investigación sobre piojos también pueda algún día incrementar el conocimiento científico sobre el origen del tifus, precisando el lugar donde surgió la enfermedad.

Hace apenas unos 20 años que se estudian los parásitos para aprender acerca de sus víctimas. Examinando animales como tenias, oxiuros, piojos o chinches, que los humanos han transportado consigo durante al menos unas decenas de miles años, y en algunos casos millones de años, los científicos pueden aprender mucho más acerca de la evolución histórica del Hombre”.

Colegio de Arqueólogos de Chile A.G.

Comparte usando redes sociales...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

About the author /


[AUDIO] ROUND DIPUTADA LEUQUEN