La Corte Suprema de Chile ordenó hoy decomisar bienes por más de 1,6 millones de dólares propiedad del fallecido exdictador, Augusto Pinochet, y condenó a tres militares en retiro por su responsabilidad en el delito de malversación de caudales públicos en el denominado “caso Riggs”.

De acuerdo con la página web del Poder Judicial, la Corte Suprema decretó en un fallo final “el comiso de los bienes indicados en la sentencia, que al momento de ser objeto de las medidas cautelares que los afectan eran de propiedad de Augusto José Ramón Pinochet Ugarte, o bien de alguna de sus sociedades, por un monto equivalente a 1.621.554.46 dólares”.

El alto tribunal también sentenció a los militares en retiro Gabriel Vergara Cifuentes, Juan Ricardo Mac-Lean Vergara y Eugenio Castillo Cadiz a penas de cuatro años de presidio con el beneficio de libertad vigilada, por su responsabilidad en los delitos económicos.

Mac-Lean y Castillo deberán pagar también una multa de cerca de 525.000 pesos chilenos (unos 790 dólares).

Según fuentes judiciales consultadas por Efe, “se trata de un fallo dividido”, que acogió un recurso de casación en contra de una sentencia anterior que ya había absuelto a los condenados y revocado el decomiso en primera instancia decretado por el ministro (juez especial) Manuel Antonio Valderrama.

La viuda de Pinochet, Lucía Hiriart, también había hecho la solicitud para que se anulara el comiso de los bienes.

En 2010 un estudio de la Universidad de Chile determinó que Pinochet acumuló una riqueza superior a 21,32 millones de dólares, de los que 17,86 millones no tenían una justificación contable.

La investigación judicial se abrió en 2004, primero a cargo del juez Sergio Muñoz, después de que una subcomisión del Senado de Estados Unidos revelara la existencia de las cuentas secretas en el Riggs Bank de Estados Unidos y otras entidades financieras.

El descubrimiento se hizo en medio de las indagaciones abiertas a raíz de los atentados de 2001 en las Torres Gemelas y el Pentágono.