Una querella por abuso sexual contra un suboficial de Carabineros presentó una joven de 20 años en el Juzgado de Garantía de Puerto Aysén, el viernes 04 de agosto.

La mujer -que pidió no ser individualizada- acusa al funcionario T.L.A., miembro de la banda de músicos de esa región, de acosarla, tocarla, tomarle fotografías e intentar convencerla de tener relaciones sexuales.

Según lo relatado por la joven, los hechos ocurrieron entre las 02:00 y 03:00 de la tarde del miércoles 7 de junio pasado. El relato incluido en la querella señala que el sujeto se sentó junto a ella cuando la vio caminar por el pasillo de un bus que tomó desde la ciudad de Coyhaique hacia Puerto Aysén.

El policía la habría hostigado tocándole rodilla, piernas, hombros y brazos durante el trayecto, haciéndole saber que contaba con datos personales de ella e invitándola a su casa para tener relaciones.

“En general ese fue el contexto, en el que además yo estaba asustada, porque estaba frente a alguien que aseguraba ser carabinero, que no se intimidaba a pesar de haber otras personas en el bus”, señala el testimonio de la mujer acompañado en la querella.

El relato señala además que el hombre intentó sacarle fotos con un tablet y que al finalizar el viaje -que dura alrededor de una hora-, insistió en varias oportunidades que la estudiante bajara primero. La mujer, sin embargo, se quedó arriba del bus y le avisó al chofer para quedarse con él y no bajar del vehículo hasta que llegaron sus padres, a quienes había avisado con un mensaje de texto que la fueran a buscar.

Tras ello, los padres de la víctima fueron hasta la casa del supuesto agresor y llamaron a Carabineros relatando los hechos. En ese instante, dice la mujer, se dieron cuenta que efectivamente era funcionario policial.

“Lo que pretende con la querella es en definitiva que se indague, aunque los medios de pruebas son bastante contundentes y que finamente este sujeto sea condenado con una pena de prisión. Esto es particularmente grave porque él hace ver su condición de carabinero, lo que resta e intimida que la víctima se defienda y puede atemorizar el hecho de hacer una denuncia”, sostiene el abogado defensor, Cristián Cruz.

A juicio de la defensa, el efectivo policial debió ser sido pasado a control de detención y ser formalizado, toda vez que además se han sumado nuevas denuncias en su contra. “Yo busco que se haga justicia para que esto no siga pasando porque después que se supo esto, otras dos mujeres se contactaron conmigo diciendo que ese mismo hombre también las habría acosado”, relató la joven a este diario.

Consultados por este medio, desde Carabineros señalaron que el funcionario se mantiene en sus funciones toda vez que no ha habido ninguna sanción.

Carabineros señaló que se entregaron los antecedentes recopilados tras la detención a la Fiscalía y que simultáneamente la institución inició un sumario administrativa en su contra. Ambas investigaciones están en curso y con diligencias en desarrollo, según aseguró la institución.

Sin embargo, el abogado defensor fustigó la decisión y señaló que “aun así, a pesar de que el estándar de carabineros no es lo central, la institución tiene las facultades para dar de baja con efecto inmediato a este funcionario, considerando la gravedad en los hechos. Este es un nuevo motivo para no confiar en la investigación interna, que podría atemorizar a la víctima”.

De hecho, en marzo pasado Carabineros dio de baja a un sargento segundo tras ser formalizado por este hecho, en Villarrica, según informó radio Biobío.

*The Clinic Online intentó comunicarse con el funcionario en la 2ª Comisaría de Puerto Aysén, pero no fue posible comunicarse con él hasta el cierre de esta edición.