Al parecer, en la Secretaría Regional de Economía de Aysén alguien es yeta o es la propia institucionalidad la que debe hacer un sahumerio. Ha pasado de todo, desde un seremi que al mejor estilo de la Ex seremi Vera Rebeco, se roba un tuto de pollo en el supermercado, hasta Marx Buscaglia, que no hizo ningún aporte concreto, salvo a Iván Fuentes y sus amigos de siempre.
El seremi actual Carlos Pacheco, carente de toda lógica, comienza instalando un asesor en pesca, que no conoce las diferencias entre un congrio y un erizo, dejando al sector pesquero en una incertidumbre total. Para luego gritar a los cuatro vientos que la economía de Aysén es la mejor del sistema solar y que el desempleo se reduce –Según el FMI– mejor que en todo el planeta, extraordinario.


Pero nadie en este cosmos es perfecto, así lo dice la Contraloría en su informe N° 1.126 : “Se constató que algunos funcionarios de la SEREMI no efectuaron registros de marcación horaria en el reloj biométrico”, es decir, cada cual se manda solo. También se detectó que ordenaron cometidos funcionarios que fueron emitidas de manera posterior a la fecha de su ejecución, solicitudes se efectuaron fuera de plazos, sin justificativos, no existen procedimientos aprobados mediante acto administrativo, para solicitar feriados legales y permisos con y sin goce de remuneraciones. Falta de registro de póliza, cuestionamiento a contratación de periodista, no efectuaron registros de marcación horaria entre enero y octubre de 2018 ni se realizaron los respectivos descuentos y mal uso del vehículo fiscal, incluso para ir al extranjero, además de usar una boidega de la seremia para su uso personal, por ejemplo, para guardar neumáticos y un canil, entre varias otras pildoritas.

Para mas información, les dejamos el INFORME FINAL N° 1.126.

Comparte usando redes sociales...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook