Como ya habíamos comentado, sobre la irresponsabilidad política del PC Aysén, por plantear posterior a la salida de la rectora que no estaban de acuerdo con la gestión, pero durante el proceso no plantear nada. También existen a juicio de la mirada política, otro responsables políticos. En este sentido, el PPD juega un papel fundamental en términos políticos, no los militantes de base, sino sus operadores y dirigentes.

Respecto al rol de figuras como la vicerrectora María Teresa Marshall en la solicitud de renuncia…Es algo sobre lo que prefiero no hablar, porque fue algo muy feo de presenciar, muy desagradable. Lo que puedo decir es que fue muy poco estético de su parte.(El Libero 29.7.2016)

Cuando la ex Ministra de educación PPD Adriana del Piano, que poco y nada sabe de educación, le pide la renuncia a la Doctora Pey como rectora de la Universidad de Aysén, dio inicio a una operación política donde el PPD fue una actor principal junto con la traición. Se sabe que la Ministra Del Piano cito a la Dra, Pey para presentarle su futura vicerrectora académica María Teresa Marshall, que con un cierto grado de ingenuidad política Pey aceptó la imposición y con mayor inocencia le ofreció su departamento y la traición comenzaba su marcha.

Aunque no lo reconozcan ni posean militancias, Marshall al igual que Del Piano provienen de la PUC y ambas son cargos PPD. Marshall lentamente fue preparando su llegada a la Rectoría el camino que no era fácil, pero se estaban dando las condiciones, debido principalmente a la convicción de la Dra. Pey de que la U Aysén sea una Universidad gratuita y con acceso universal, dos elementos que el sistema neoliberal de la educación chilena no podía tolerar.

Después la historia es conocida, se destituye a la Dra Pey y Del Piano pone a su colega de la PUC, amiga y camarada de partido Marshall. Lo anterior no fue gratis ya que finalmente la Corte Suprema determino que la destitución de Pey fue Arbitraria e Ilegal condenando a al naciente U Aysén a pagar millones por su salida.

Y comenzó a operar el PPD con su nueva rectora designada, lo primero que hizo fue hacer espacio para que llegue un personaje político ex Intendente Regional que fue quien aprobó el proyecto HidroAysen, además muy cercano al PPD, Selim Carrasco, quien al poco tiempo lleva a trabajar a su amigo y operador de Ximena Ordenes, Luis Fernández. De igual modo llega un comodín del PPD Boris López, que a pesar que es funcionario de planta del ministerio de Desarrollo Social con una grado 7, siempre se las arregla para ejercer cargos se confianza mejor remunerados y sin compromiso político, haciendo alarde a su condición técnica. Se suma la llegada de Paula Jaramillo, hija de fundadora del PPD, sin mérito académico por lo que es contratada como experta, para mejorar la imagen alicaída de la Marshall, a estos PPD se agrega el académico Loayza encargado de relaciones exteriores de la U Aysén.

Seguramente hay más nombres del PPD insertos en la U Aysén, todos ellos fueron los llamados a fortalecer la gestión de Marshall, porque convengamos, de aportar a la universidad, no es cierto, no son ningún aporte. Sin embargo -serviciales- proveían de piso político para asegurar la continuidad, sin tener reparos en la incapacidad de la rectora para insertar la universidad en la ciudadanía como proyecto regional y aceptando el desprecio, arrogancia y prepotencia por la gente Aysén. Como no recordar su saludo navideño “…A los ayseninos y sus pequeñas vidas…” O su gesto de honestidad que después trato de bajar el perfil al decir “Con el sistema de financiamiento actual la U Aysén no llega al 2020” y hay que decir que el sistema de financiamiento no ha cambiado.

Fue muy sorpresivo, hay personajes muy oscuros operando (Dra Pey refiriéndose a su salida de rectora de la UAysen 11.08.2016 El Desconcierto).

Y su peor acción renunciar a 16 hectáreas de terreno (paño B) sin motivo aparente perjudicando el patrimonio de la Universidad tal como un año antes lo había hecho con la pérdida del edificio de Gral Parra 101 que el ejecutivo se lo quito por tenerlo abandonado y sin proyecto viable.
Sus despilfarros exagerados arriendos por más de 28 millones, hacer una cafetería en un sitio privado por más 116 millones, despreciar el anteproyecto y masterplan que la FAU creo para la U Aysén por 45 millones de pesos. Nombrar como Director de Investigación a un académico con bastante menos méritos académicos que sus dirigidos. Los asesores PPD nada decían y solo apoyaban sin cuestionar nada, porque así son. Marshall y el PPD formaron una Universidad a su antojo, de hecho Heraldo Muñoz la visitó en plena crisis universitaria, pero tampoco dijo nada. La Senadora Ximena Ordenes mantuvo una opinión discreta pero jamás repudió a Marshall. Desde la ex ministra Del Piano hacía abajo, el PPD, comparte el estrepitoso fracaso de Marshall y la mala gestión de la universidad, por cierto, gestión derrotada por una destacada Académica que solo necesitó 5 meses para alzarse como una alternativa real de conducción de la Universidad. Adiós Marshall, Adiós PPD


Comparte usando redes sociales...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook